Estrés y ansiedad durante el embarazo: ¿cómo se pueden controlar?

Todos nos sentimos estresados. Para muchas mujeres, el embarazo añade factores de estrés adicionales, incluso cuando todo va sobre ruedas. Sin embargo, los expertos coinciden en que las mujeres embarazadas deben tratar de reducir la exposición a situaciones estresantes e intentar disminuir la ansiedad siempre que sea posible. La ansiedad, la depresión y la exposición al estrés durante el embarazo, según los expertos, son factores de riesgo que pueden provocar resultados adversos tanto para la madre como para el feto.

 

Experimentar un poco de ansiedad es normal; es parte de la vida diaria, ¡especialmente si ya tiene otros hijos! Los problemas pueden surgir cuando la ansiedad se vuelve excesiva o cuando las mujeres embarazadas están constantemente expuestas a situaciones estresantes. La ansiedad en el embarazo se asocia con un embarazo más corto, un mayor riesgo de partos prematuros y un menor peso al nacer. Esto tiene un posible efecto negativo en el desarrollo fetal y puede tener efectos más duraderos en el desarrollo posterior del niño. Los tipos de ansiedad que pueden ser particularmente problemáticos incluyen: ansiedad sobre el embarazo en sí; tensión crónica, exposición al racismo, y síntomas depresivos en las madres durante el embarazo.

Schetter CD e Tanner L. Anxiety, depression and stress in pregnancy: implications for mothers, children, research, and practice Curr Opin Psychiatry 2012 arch 25(2): 14-148

Woods SM. et al. Psychosocial stress during pregnancy AJOG 2010; 202:61.e1-61.e7

Related Posts